APAF-Madrid (Asociación Profesional de Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid)

Noticias sobre los Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid

Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid. Dos años y un día en Presidencia

Artículo publicado en la revista Guardabosques

Subscríbete a Guardabosques: La revista de los agentes forestales y de medio ambiente

Subscríbete a Guardabosques: La revista de los agentes forestales y de medio ambiente, donde podrás encontrar muchos más artículos.

 

AGENTES FORESTALES DE LA COMUNIDAD DE MADRID. DOS AÑOS Y UN DÍA EN PRESIDENCIA

El 2 de enero de 2011 los Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid cumplimos dos años y un día en la Consejería de Presidencia, Justicia e Interior y lejos de ser una condena – Como pudiera parecer por el título del presente artículo- se ha convertido en un periodo razonablemente positivo.

Stand de la Consejería de Presidencia en SICUR 2010, Madrid, en la que los agentes forestales tuvieron una notoria participación, junto a otros Cuerpos y departamentos de la ConsejeríaEl 1 de enero de 2009 los Agentes Forestales madrileños abandonamos la dependencia orgánica y funcional de la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio. Tradicionalmente el Cuerpo de Agentes Forestales había estado integrado en la Dirección General del Medio Natural -O las variantes nominales que ha tenido a lo largo del tiempo-, de la citada Consejería de Medio Ambiente y sus técnicos territoriales habían ejercido como eslabón superior de la cadena jerárquica que organizó durante muchos años a los Agentes Forestales.

La entrada en vigor de Ley de creación del Cuerpo de Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid (Ley 1/2002, de 27 de Marzo), abrió las puertas a cambios que habrían de suceder inevitablemente desde ese año 2002 a la actualidad. La Ley de Montes y la Ley de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad consagran el carácter de agente de la autoridad y la condición de policía judicial de los integrantes del Cuerpo y, si bien eso ya no admite discusión por parte de ningún estamento, es -En lo que se refiere a la segunda condición-, insuficientemente aprovechado por jueces y fiscales.

La dualidad policía medioambiental y asistencia técnica desarrollada por los Agentes se encontró en este camino con numerosas trabas legales, estructurales y administrativas, trabas que fueron aumentando desde ese año 2002 hasta el año 2009 en que se produce el traslado a la Consejería de Presidencia.

Por otro lado, en el año 2006 se crea la Jefatura del Cuerpo de Agentes Forestales como unidad administrativa. Por primera vez los Agentes Forestales teníamos un jefe propio, acabando así con la dependencia jerárquica de los gestores territoriales y, por ende, con la incongruente situación que esto suponía ante nuestra condición policial.

Entrega de los nuevos vehículos al Cuerpo de Agentes forestales de la Madrid por parte del Consejero  de Presidencia, Justicia e Interior, Don Francisco Granados

Vemos, por tanto, que desde el año 2002 al 2011 son estos los hechos fundamentales que han marcado el camino que desemboca en la actual situación del Cuerpo de Agentes Forestales:

1.- Creación de la Jefatura del Cuerpo como unidad administrativa independiente.

2.- Ubicación de esta unidad administrativa en la Consejería de Presidencia Justicia e Interior.

 

1.- CREACIÓN DE LA JEFATURA DEL CUERPO DE AGENTES FORESTALES.

Desde 2006 en que se crea la Jefatura del Cuerpo hasta hoy, han sido tres las personas que han ocupado dicho puesto: El primero, Antonio Pallarés, se mantuvo escasamente dos meses y su labor fue inapreciable. El segundo, José Luis Monleón, ejerció sus funciones desde esos inicios hasta muy poco después de nuestro traslado a la Consejería de Presidencia. Ayudado de cuatro jefes de servicio y un par de administrativos iniciaron el camino de organizar esta nueva unidad administrativa y establecer los canales de comunicación con otros estamentos de la administración y la justicia.

Varios hechos decisivos marcaron de forma enormemente negativa estos inicios, ocupando los siguientes dos años y haciendo derivar gran parte de las energías del colectivo en una labor de supervivencia en las que no faltaron plantes y movilizaciones:

  • Prohibición expresa en el año 2006 de poder acudir a los juzgados a denunciar posibles ilícitos penales, en el ámbito de nuestras competencias, sin la "censura" previa de órganos administrativos ajenos al Cuerpo y al procedimiento judicial.
  • Aprobación de la Ley 3/2007 de medidas urgentes en que se cuestionaban dos de los ejes vertebrales de la esencia de los Agentes Forestales

- Eliminación del carácter de Agentes de la Autoridad.

- Prohibición del acceso a fincas sin orden judicial.

Sin entrar en detalles, conocidos ya por la mayoría de los compañeros de otras Comunidad de Autónomas; los Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid logramos revertir el efecto de esta ley (actualmente suspendida por el Tribunal Constitucional a la espera de sentencia definitiva).

  • Por último y en tercer lugar, la escasa colaboración recibida por parte de los gestores territoriales de la Consejería de Medio Ambiente, situación esta que influyó (e influye) muy negativamente en el devenir de los acontecimientos.

El panorama de la Jefatura del Cuerpo no podía ser más sombrío y las expectativas profesionales de los Agentes no podían estar más en cuestión.

El enorme trabajo colectivo de todo el Cuerpo de Agentes Forestales en Madrid, unido a la gran actividad desarrollada y a la vasta labor sindical; así como la inagotable ilusión de todos los Agentes por un desarrollo profesional, desembocaron, a finales de 2009, en un cuerpo encarrilado organizativamente. Faltaba mucho por hacer, pero la dirección estaba marcada: Potenciar y desarrollar, al máximo de sus posibilidades, las competencias que las leyes atribuyen a los Agentes Forestales.

 

2.- EL TRASLADO A PRESIDENCIA.

El Decreto102/2008 de 17 de julio viene a marcar otro cambio fundamental: Con fecha 1 de enero de 2009 se produciría el traslado como unidad administrativa de la Jefatura del Cuerpo de Agentes Forestales de la Consejería de Medio Ambiente a la Consejería de Presidencia, Justicia e Interior con la dependencia funcional y orgánica del Director General de Seguridad e Interior.

El Consejero y el Viceconsejero de Presidencia en una de las embarcaciones con las que los agentes forestales de Madrid realizan labores de control e inspección de actividades piscícolas

Esta medida afianzó cambios iniciados años atrás:

- Organización propia del trabajo potenciando las funciones específicas.

- Aumento de la colaboración con Tribunales y Fiscales.

A finales de 2009, y ante la dimisión de José Luis Monleón, fue nombrado Joaquín Seoane como nuevo Jefe del Cuerpo. Este hecho cobra especial relevancia para entender los cambios que han desembocado en la actual situación de los Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid: Por primera vez teníamos que Jefe del Cuerpo que no provenía de los cuadros de la Consejería de Medio Ambiente -Militar profesional-, y del que se esperaba capacidad de gestión, tanto de los medios personales como materiales, y aptitudes para alcanzar la máxima eficacia en el desarrollo profesional del Cuerpo.

Llegado 2011, nuestra situación actual es la siguiente:

- La Jefatura del Cuerpo realizando su trabajo con independencia de unidades administrativas ajenas al propio Cuerpo.

- Normalización de nuestras relaciones y aumento de coordinación con jueces y fiscales.

- Normalización de las relaciones con ámbitos jerárquicamente superiores de la Consejería de Presidencia.

- Intenso y progresivo deterioro de la relaciones con los diferentes departamentos de la Consejería de Medio Ambiente.

En anteriores números de Guardabosques se han publicados distintos artículos que aportan datos precisos sobre número de Agentes, organización, salario, horario, etc. que no vamos a repetir. Ante cualquier duda con respecto a estos datos consultar www.agentesforestales.org.

Inspección, vigilancia y control de Vías Pecuarias

 

3.- LÍNEAS DE TRABAJO ACTUALES.

Actualmente mantenemos abiertas varías líneas de trabajo:

1.- Aprobación del Reglamento del Cuerpo.

2.- Elaboración de protocolos de actuación sobre competencias propias, así como la adecuación de los ya existentes a las nuevas normativas.

3.- Consolidación de nuestro papel como policía judicial al servicio de Tribunales y Fiscales.

4.- Profundización organizativa en la Investigación de las causas de los incendios forestales y adecuación de nuestra participación en la extinción a las condiciones actuales.

5.- Firma y establecimiento de convenios de colaboración con Instituciones tales como el Instituto Nacional de Toxicología o el Museo Nacional de Ciencias Naturales, así como colaboración habitual y cooperación con otras entidades y organizaciones como la S.E.O., la A.E.H., Universidades, etc.

6.- Integración como recurso propio en el 112.

7.- Establecimiento y consolidación de una base de datos propia.

8.- Mantenimiento de una difusión pública de nuestras funciones y actuaciones.

9.- Revisión del Plan de Formación obligatorio de los Agentes Forestales

10.- Consolidación y desarrollo de las actividades de educación ambiental.

 

4.- RELACIONES CON LA CONSEJERÍA DE MEDIO AMBIENTE.

Este apartado merece una especial atención. Los datos objetivos a fecha de hoy confirman que las necesarias relaciones de cooperación y coordinación siguen empeorando día a día. La Jefatura del Cuerpo y los Agentes en su conjunto colaboran eficaz y lealmente en todos aquellos trabajos para los que se ha requerido su participación y, por su parte, han manifestado siempre la mejor disposición a racionalizar las relaciones aumentando coordinación y colaboración. El Protocolo de coordinación en vigor que rige las relaciones entre la Consejería de Medio Ambiente y el Cuerpo de Agentes Forestales se cumple, desgraciadamente, de manera ocasional. Lo cierto es que la comunicación, en lo que a resoluciones, autorizaciones, etc se refiere, se realiza de manera arbitraria y discrecional, adoleciendo la misma de la imprescindible regularidad. Además, y de manera incompresible, se ha excluido al Cuerpo de Agentes Forestales de las normas emanadas de la Consejería de Medio Ambiente, obviando, en unas, las competencias establecidas por normativas jerárquicamente superiores (Policiales y de inspección) y desdeñando, en otras, el conocimiento del territorio que se nos supone.

 

5.- HORARIO.

Tras diferentes vicisitudes, en junio de 2007, entró en vigor el acuerdo de jornada y horario que permanece en vigor hasta el día de hoy. Si bien en un principio contó con algunos detractores, en la actualidad cuenta con un amplio nivel de aceptación, todo ello debido a que en opinión de la mayoría, equilibra las especiales características de nuestro trabajo (guardias, festivos, formación, etc.) con la necesaria conciliación familiar, si bien, en algunos aspectos adolece de cierta flexibilidad para adaptarse a algunas disponibilidades. Así mismo y en determinadas circunstancias, el acuerdo muestra algunas ambigüedades que al quedar al albur de la interpretación, provocan ciertas discordancias.

Hoy por hoy, y con carácter general, la jornada laboral anual consta de 1.533 horas de las que 1509 son de trabajo efectivo y 24 de formación obligatoria. Dentro de esa jornada entran 14 guardias de 24 horas y 5 festivos.

 

6.- BASE DE DATOS.

Merecida mención tiene la Base de Datos que con la encomiable labor de algunos compañeros, se está intentando llevar a cabo. Nos cabe la esperanza de que se convierta, en un futuro no muy lejano, en una herramienta eficaz para el desarrollo de nuestro trabajo y nos facilite un acceso rápido y efectivo a la información para desarrollarlo.

 

7.- RETOS.

1.- Aprobación definitiva del Reglamento que deberá contener aspectos esenciales en cuanto a la vertebración del Cuerpo y a las mejoras profesionales mediante el desarrollo de la carrera profesional.

2.- Integración efectiva como recurso propio en el 112 y funcionamiento habitual las 24 horas durante los 365 días del año.

3.- Normalización definitiva de nuestro papel como policía judicial ante Tribunales y Fiscales reclamando el funcionamiento efectivo de un Área de actuaciones normativas decidida y eficaz.

4.- Formación adecuada tanto en el aspecto policial como en diferentes aspectos técnicos. Desarrollo del Plan de Formación obligatorio. Obtención de las diferentes acreditaciones y habilitaciones esenciales en el ejercicio de nuestras funciones.

5.- Culminar la estructura del Cuerpo:

- Cobertura de vacantes de la Escala Operativa.

- Cobertura de vacantes de la Escala Técnica.

- Creación de vacantes en la Escala Técnica Superior.

6.- Transmitir adecuadamente y continuamente nuestro papel como policía medioambiental, como expertos conocedores del territorio, como recurso ante emergencias y como Servicio Público esencial.

Los agentes forestales investigaron en 2010 la práctica totalidad de los incendios forestales ocurridos en la Comunidad de Madrid

Han pasado dos años y un día desde nuestro traslado a Presidencia. Las expectativas que se crearon en un principio no eran pesimistas del todo y con el tiempo, hemos comprobado que lejos de ser la condena que el título del artículo da a entender, se ha convertido en una oportunidad que debemos aprovechar.

AddThis Social Bookmark Button
Está aquí: Inicio Noticias Comunidad de Madrid Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid. Dos años y un día en Presidencia