APAF-Madrid (Asociación Profesional de Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid)

Noticias sobre los Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid

La Comunidad activa el plan contra incendios forestales con casi 2.500 efectivos y 10 helicópteros

Fuente: Comunidad de Madrid

El Ejecutivo regional destina más de 41 millones de euros en un verano especialmente peligroso

· Cuatro brigadas helitransportadas actuarán de inmediato en el pronto ataque

· Bomberos, brigadas y agentes forestales, con casi 600 vehículos, dispuestos a hacer frente a los incendios

· Las lluvias del invierno han hecho crecer la vegetación y, con ella, aumenta el peligro de fuego

La Comunidad de Madrid mantiene activado el operativo de la Campaña de Protección Civil contra los Incendios Forestales (INFOMA) desde el pasado martes 15 de junio hasta el 30 de septiembre, considerada la época de máximo riesgo. En este periodo se potencian los medios de vigilancia y extinción habituales durante el resto del año.

La campaña actual contará nuevamente con la intervención de un helicóptero de vigilancia que tan buenos resultados dio en la pasada edición. Las ventajas de este medio aéreo son la rápida intervención y el hecho de que se posiciona sobre los incendios y transmite imágenes de estos en tiempo real para que la dirección de la extinción se sirva de ellas.

El INFOMA’10 cuenta con un presupuesto de más de 41 millones de euros, con el que la Consejería de Presidencia, Justicia e Interior, a través de la Dirección General de Protección Ciudadana, dispondrá de los medios necesarios para proteger las 420.092,99 hectáreas forestales de la Comunidad de Madrid, lo que representa el 52,33 % del territorio total (802,792,38 has.). De éste total, el 24,87 % (199.682,8 has.) está calificado como terreno forestal desarbolado, mientras que el 27,46% (220.464,19 has.) contiene masa arbolada.

Recursos profesionales

La campaña INFOMA`10 dispondrá de un total de 2.462 efectivos humanos en diversas áreas. De ellos, 1.641 pertenecen al Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid y se subdividen en dos tipos de recursos humanos: profesionales y personal auxiliar. El primero de estos está compuesto por 1.331 bomberos que pertenecen a la plantilla profesional del Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid, que trabajan en la extinción durante todo el año (1.300 de personal operativo, y 31 de apoyo). A ellos se suma durante el verano el personal auxiliar, un colectivo de 310 personas, de los que 117 se dedicarán a la vigilancia, 160 al apoyo en las labores de extinción, 24 trabajarán en el Centro de Coordinación Operativa (CECOP), y los nueve restantes cubrirán las necesidades administrativas y de apoyo.

Por otra parte, las brigadas forestales de la Comunidad de Madrid, que han trabajado durante todo el invierno en las labores de limpieza y prevención en los montes madrileños, se suman también al operativo del INFOMA, con un total de 570 efectivos. Asimismo, se incorporan también los 251 profesionales que conforman el Cuerpo de Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid.

El parque móvil especializado dispuesto para hacer frente a los incendios forestales en la época estival es de 595 vehículos, de los que 401 son aportados por el Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid, entre los que se cuentan 159 unidades, entre autobombas y nodrizas, que son las preparadas para hacer frente directo a las llamas.

Igualmente, las brigadas forestales cuentan con 87 vehículos de todo tipo dedicados en exclusiva a la extinción y al apoyo en las labores, mientras que los agentes forestales aportan 107 unidades, fundamentalmente vehículos todo terreno, idóneos para moverse en los montes madrileños.

10 helicópteros

La Comunidad activa el plan contra incendios forestales con casi 2.500 efectivos y 10 helicópteros

La flota de helicópteros en esta edición del INFOMA consta de 10 unidades, con distintos cometidos. Cuatro aeronaves tienen asignadas brigadas helitransportadas, que son grupos de una decena de profesionales que se desplazan en el helicóptero hasta el lugar del incendio tan pronto se tienen noticias de un posible siniestro. Su labor es la de intentar apagar las llamas en los primeros minutos o, en caso de que no fuera posible, impedir el progreso del fuego mientras se reciben refuerzos. Las cuatro brigadas helitransportadas tienen sus bases en Morata deTajuña, Valdemorillo, Bustarviejo y Navas del Rey.

Otros cuatro helicópteros son los llamados bombarderos, que tienen como objetivo la extinción mediante el lanzamiento de continuas descargas de agua que pueden llegar a ser de hasta 1.500 litros cada una. Sus bases se encuentran en Lozoyuela, Las Rozas, San Martín de Valdeiglesias y Navacerrada. Las restantes aeronaves, que tienen su base en el parque de la Comunidad de Madrid en Las Rozas, son el helicóptero de vigilancia y el de coordinación. Este último sirve para organizar el trabajo de extinción y para que los responsables de extinción puedan adoptar las medidas más oportunas con una visión de conjunto.

El helicóptero de vigilancia se incorporó por primera vez el año pasado a las labores de vigilancia contra los incendios forestales en la Comunidad de Madrid. Las grandes prestaciones que ofrece han decidido a los técnicos a contar de nuevo con una herramienta que facilita las labores de extinción y vigilancia de manera rápida y segura. El helicóptero incorpora una cámara de alta definición giroestabilizada, con zoom digital y zoom óptico en el mismo cuerpo. Es el mismo sistema que se utiliza para la retransmisión de grandes eventos deportivos, como carreras ciclistas, por ejemplo. La cámara está integrada en un sistema de posicionamiento GPS, por lo que puede enviar la posición exacta del helicóptero en tiempo real. Puede conseguir primeros planos nítidos desde largas distancias sin que por ello interfieran las vibraciones ni las turbulencias propias del aparato.

La aeronave puede posicionarse, en pocos minutos, sobre la zona del incendio detectado y obtener imágenes del mismo que servirán a la dirección de la extinción para tomar las decisiones oportunas en la gestión del suceso. Además, comprueba con la máxima rapidez el alcance de cualquier humo que pudiera ser detectado y amenazara con convertirse en un fuego de importancia.

Puestos de incendios forestales (PIF)

Además de los medios aéreos, el INFOMA’10 cuenta con los medios habituales de los bomberos de la Comunidad de Madrid, los que se usan durante todo el año en la extinción, como los 19 parques, y una red de 40 puntos de vigilancia ubicados estratégicamente de manera que todo el territorio forestal de la región está vigilado todos los días del verano. Además, para posibles alarmas nocturnas, se han dispuesto seis patrullas que incidirán en la vigilancia nocturna para avisar de inmediato de posibles incendios.

Por su parte, los profesionales del Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid refuerzan durante los meses veraniegos su trabajo contra los incendios forestales. Para eso se han dispuesto 19 puntos de incendios forestales (PIF) en lugares de máximo valor forestal. En ellos harán guardias específicas todos los días del verano equipos de cinco bomberos con una autobomba con 3.500 litros de agua. Su función es la de mantenerse próximos a los lugares de máximo riesgo para, en caso de tener que actuar, hacerlo en los primeros minutos. Con la misma finalidad, las brigadas forestales ocuparán otros 23 puntos estratégicos que se complementan con los cubiertos por los bomberos.

El resto de los medios para combatir el fuego este verano son las brigadas de actuación especial terrestre (BAE-T), compuesta por ocho personas y dos vehículos ubicados en los municipios de Venturada y Galapagar. Las once patrullas, en turnos de día y de noche, compuestas por una minibomba y dos efectivos, y que se situarán en Somosierra, Morata de Tajuña (dos equipos), Boadilla del Monte, Navas del Rey, Valdemorillo, Manzanares El Real, Buitrago de Lozoya, Alcalá de Henares, Morata de Tajuña, San Martín de Valdeiglesias y Galapagar.

El operativo cuenta también para la extinción con bases de maquinaria pesada y camiones nodrizas situados en La Cabrera, Navas del Rey y Moralzarzal, así como retenes de logística y apoyo, un furgón de logística, una unidad de meteorología y comunicaciones y el repetidor móvil. Todo el despliegue está controlado en todo momento desde el Centro de Coordinación Operativa (CECOP del 112) y las centrales de operaciones de incendios forestales (CODIF) de la zona Este, situada en Buitrago de Lozoya, y la de la zona Oeste, ubicada en Valdemorillo.

Verano peligroso

Las copiosas lluvias del pasado invierno han favorecido un exuberante florecimiento de la vegetación en las zonas forestales madrileñas. Vegetación que, al agostarse y quedar seca, va a ser un serio potencial de origen de incendios forestales. Es por ello que los técnicos de la Dirección General de Protección Ciudadana calculan que nos enfrentamos a uno de los veranos más peligrosos de los últimos años en cuanto a incendios forestales.

Además del operativo dispuesto, es fundamental la colaboración ciudadana, tanto para evitar el inicio de los incendios como para detectarlos lo antes posible. Es imprescindible para la protección de los bosques madrileños durante la época de máximo riesgo forestal, que no se haga fuego en el campo bajo ningún concepto. La Comunidad de Madrid recuerda que infringir esta norma puede acarrear responsabilidades de tipo penal.

Asimismo, se pide a todos los madrileños que colaboren con sencillas medidas que pueden evitar el inicio de incendios forestales, tales como no arrojar cerillas ni pitillos encendidos en terreno vegetal ni tampoco desde las ventanillas de vehículos. Se recuerda que está prohibido hacer barbacoas en terreno peligroso; y en las excursiones al campo, es imprescindible retirar las basuras que a la larga pueden ser origen del incendio, especialmente los vidrios que pueden actuar como efecto lupa.

En todo caso, la mejor ayuda que pueden hacer los ciudadanos madrileños para proteger nuestra riqueza forestal es avisar de inmediato al Centro de Emergencias de la Comunidad de Madrid 112 ante la visión de cualquier indicio de lo que pudiera parecer un posible humo. La llamada es gratuita y los servicios del INFOMA están prestos para intervenir de inmediato aunque pudiera ser una falsa alarma. Pero siempre es mejor actuar antes que permitir que el fuego evolucione. El más grande de los incendios que se pueda imaginar, hubiera sido extinguido con un simple vaso de agua de haber sido detectado en el primer minuto.

AddThis Social Bookmark Button
Está aquí: Inicio Noticias Comunidad de Madrid La Comunidad activa el plan contra incendios forestales con casi 2.500 efectivos y 10 helicópteros