APAF-Madrid (Asociación Profesional de Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid)

Noticias sobre los Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid

El fiscal de medio ambiente de la Comunidad de Madrid informa sobre las grabes consecuencias de la Ley 3/2007

El Fiscal de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, Emilio Valerio, informa al Fiscal Jefe del Tribunal Superior Justicia de Madrid sobre las grabes consecuencias de la Ley 3/2007, de Medidas Urgentes de Modernización del Gobierno y la Administración de la Comunidad de Madrid, que puede acabar con especies protegidas, como el águila imperial, el lince o la nutria, y hará imposible detectar los cebos envenenados si los agentes forestales no pueden acceder a las fincas.

Este informe será elevado al Fiscal General del Estado y al Fiscal de Sala Coordinador de Medio Ambiente y Urbanismo.

Excmo Sr

Se interesa al Fiscal que suscribe informe sobre las notas de servicio 3094/07 a 3098/07 relativas a diversos casos de envenenamiento de aves rapaces y mamíferos que se mencionarán; los citados supuestos derivan de notas remitidas por la Consejería de Medio Ambiente que vienen sin la realización de las habituales hasta el mes de Junio del 2007 labores y tareas preventivas y exhaustivas de investigación y prospección que el fiscal que suscribe encomendaba a los agentes forestales. A diferencia del procedimiento seguido hasta el citado mes de Junio, los hallazgos de cadáveres de animales envenenados no pueden ya incorporar las pertinentes diligencias de investigación y prospección exhaustiva de los cotos, y muy significativamente, en su propio oficio de remisión se ha reducido la trascendencia penal de los hechos: de la incoación de diligencias de investigación – que debiera de ser lo pertinente ante unos hechos como es la utilización de veneno que reúne características penales – a unas simples y, si se quiere, burocráticas notas de servicio.

El conjunto de circunstancias que reúnen, tanto los cambios en la estructuración de los agentes forestales como en la propia Fiscalía como las rápidas consecuencias que están teniendo en la protección de diversos bienes son muy graves.

Para la protección de la fauna autóctona resulta primordial la implicación activa del Ministerio Fiscal y de los agentes forestales en este grave problema del uso del veneno, responsable de la situación tan critica de muchas especies y de la cercana a la extinción del águila imperial y del lince. Debe de tenerse en cuenta en este sentido que, muy probablemente, la utilización del veneno puede finalmente determinar la extinción del águila imperial, la rapaz a fecha de hoy más amenazada del mundo.

El Fiscal que suscribe ha sido consciente en todo momento de la trascendencia de este problema en el ámbito específico de la Comunidad de Madrid por el siguiente conjunto de razones:

1. Nuestra Comunidad mantiene una población significativamente importante de águila imperial y además, la misma aislada geográficamente de la población andaluza constituye un punto de distribución y una reserva de variabilidad genética esencial para la supervivencia de la especie.

2. Idénticas circunstancias y probablemente con una incidencia mucho mayor podrían ocurrir en cuanto a la distribución del lince en nuestra Comunidad Dicho esto con las necesarias reservas, dadas las reducidas evidencias de su distribución.

3. La afección que el veneno causa en cuanto a las poblaciones de milano real y negro, águila culebrera y perdicera, buitre negro, gato montés y nutria debe considerarse de relevancia clave en esta comunidad.

4. La utilización del mismo, los considerables supuestos de zorros y otras especies envenenadas parecen referir que la utilización del veneno está afectando al equilibrio ecológico de amplias zonas de caza de la Comunidad.

5. Debe también destacarse la existencia en el ámbito de la Comunidad de Madrid de un conjunto importante de grandes cotos de caza o fincas privadas de tal manera que una porción muy significativa de espacios naturales de la Comunidad se sitúan en el ámbito de gestión privada de los cotos de caza y como fincas de propiedad privada.

6. La incidencia habitual del veneno en el régimen de gestión de algunos cotos de caza se ha trasladado también en esta Comunidad a los cotos de pesca, afectando a la distribución de la nutria.

Consciente de la dificultad de penalizar este supuesto a distancia y a posteriori (dado que la única relación probatoria con el guarda o gestor del coto es la simple localización de cebos envenenados en aquel espacio ) y en el marco del Proyecto Veneno de diversos organismos ambientales, se ha establecido mediante el concurso de los agentes del SEPRONA y del Cuerpo de Agentes Ambientales y Forestal de la Consejería, una vigilancia , campaña por campaña, de aquellos cotos con indicios de aquella utilización. En este contexto, ante la aparición de todo indicio de utilización de veneno se procede a la vigilancia diaria, al registro de almacenes y vehículos del coto y a la comprobación del registro de compras en la zona de productos fitosanitarios habitualmente usados para cebo. Las citadas tareas, en la que esta Fiscalía ha sido pionera en el Estado y de las que todos los organismos técnicos han reconocido su esencialidad, han sido siempre realizadas en concurso entre el Seprona y el Cuerpo de Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid, cada organismo en el ámbito de sus respectivas competencias

El citado conjunto de medidas pivotaban sobre la obligada colaboración entre el Seprona y el Cuerpo de Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid, correspondiendo a aquellos la continuación y tramitación de las diligencias iniciadas por estos últimos. Resultaba y resulta esencial para el éxito de la represión de aquellos ilícitos la intervención, avalada en esos supuestos por el Fiscal que suscribe, del Cuerpo de Agentes Forestales , toda vez que los muestreos exhaustivos de los cotos considerados sospechosos por su historial – piénsese en que debe de muestrearse visualmente y con alguna periodicidad en cuadrículas de 3 por 3 metros ha exigido el empleo en aquella función de incluso 50 agentes forestales en diversos cotos, tarea funcional y preventiva obviamente situada lejos de las posibilidades y funciones del Seprona. Efectivamente, resulta de todo punto necesaria la intervención del Cuerpo de Agentes Forestales, puesto que las tareas de muestreo, prospección de un conjunto de cotos de enormes dimensiones, localización de cebos, no competen al Seprona y exigen un número altísimo de personas en su realización. Debe también señalarse que los Agentes Forestales las han realizado con una, como no podía ser de otro modo, con una gran profesionalidad y dedicación.

Debe de señalarse que las citadas funciones – encomendadas por el Fiscal que suscribe al Cuerpo de Agentes Forestales a través de sus órganos jerárquicos en su Consejería – y contando en todo momento con el asesoramiento técnico del Programa Antídoto y Contra el Veneno de los organismos estatales correspondientes y de WWF ha determinado durante estos últimos años un conjunto de resultados prácticos que se deben específicamente de mencionar:

1. Se ha avanzado notabilísimamente en la detección rápida e inmediata de colocaciones de cebos, incrementándose notablemente la presión sobre aquellos cotos, guardas o gestores que eran más proclives a la utilización de aquellos criminales procedimientos. Preventivo: con la desincentivación de aquella utilización. Se ha reducido notablemente los episodios de envenenamientos. La presencia casi diaria de un equipo de agentes en determinados cotos ha reducido muchísimo la incidencia del uso del veneno en las especies de la Comunidad. Desde el contexto de la política criminal y de la protección de la naturaleza, por supuesto que no es lo mismo la detección de un cadáver de una especie envenenada que la detección previa del cebo destinado a ser ingerido. Igualmente, dada la dificultad de determinar las especies afectadas por los cebos, la presencia casi diaria y el muestreo exhaustivo de los cotos, suponen por supuesto una mucha menor incidencia de los cebos en la Naturaleza.

2. Se ha conseguido – con relación a aquellas especies que son más sensibles al consumo de cebos envenenados – esto es, las águilas imperiales, culebreras y perdiceras, el milano negro y real, el buitre negro, detener su declive poblacional debido a aquella causa en la Comunidad de Madrid y así se advierte en los datos de los últimos años.

3. Las tareas asignadas a los Agentes Forestales han determinado también un buen resultado en términos estrictamente penales: se han tramitado para acusación al menos dos diligencias penales anualmente y se ha conseguido en un conjunto de supuestos judiciales merced a la irreprochable actividad de aportación probatoria por parte de los Agentes, la suspensión por vía de medida cautelar de todo derecho de gestión o explotación de caza y de cotos para un determinado grupo de personas responsables de la utilización en un conjunto de cotos de Madrid de aquellos procedimientos. También en este contexto de la suspensión judicial en el proceso de todo derecho de explotación o gestión de caza, esta Fiscalía ha sido pionera, debiendo de mencionarse entre otras diligencias las D P 631/03, de Aranjuez 1 con la suspensión de todo derecho de explotación y gestión de caza y de cotos en todo el Estado a uno de los grupos privados de mayor relevancia en la Comunidad de Madrid.

Desde el contexto de la dedicación profesional al medio ambiente del firmante resulta obvio, cuando es conocido año tras año, la existencia de un conjunto de cotos o territorios o comarcas que desgraciadamente recurren a la colocación de cebos envenenados, la necesidad funcional y , si se quiere, ética, de no permanecer como fiscales ajenos a aquella problemática. La no tramitación, desistimiento, en definitiva rechazo, de aquellas preocupaciones ambientales por parte de V. E. debió determinar el mantenimiento en precario en los primeros meses del año 2007 de los criterios de muestreo exhaustivo sobre los cotos por parte de los agentes forestales e igualmente la ausencia de exposición o respaldo de la utilidad de aquellos trabajos y de aquel Cuerpo ante los órganos administrativos de la Comunidad de Madrid.

Con fecha 27 de julio del presente año 2007 se ha publicado la Ley de Medidas Urgentes de Modernización de la Función Pública en la Comunidad de Madrid que, en su art. 9 establece la imposibilidad para los agentes forestales del acceso a fincas privadas, si no se cuenta con autorización judicial.

Son claras las consecuencias de la entrada en vigor de la citada normativa en cuanto a un conjunto importante de casuísticas penales, porque, como se indica, la labor del fiscal que suscribe, en la mayoría de sus actuaciones: viviendas ilegales, etc, descansaba ya sobre el trabajo del Cuerpo de Agentes Forestales como no podía ser de otra manera en el contexto autonómico de distribución de competencias administrativas de medio ambiente y ordenación del territorio.

Las consecuencias para las investigaciones en cuanto a los cebos envenenados y en cuanto a la pervivencia de aquel despliegue preventivo y de los muestreos exhaustivos en los cotos sospechosos mediante indicación del Ministerio Fiscal son absolutamente nítidas: la referencia autoridad o permiso judicial en modo alguno comprende al ministerio Fiscal y en línea con la postura mantenida por V. E., en cuanto a la tramitación del citado Protocolo e incluso en general en cuanto a la totalidad del trabajo ambiental y urbanístico del firmante, no es posible el concurso de los agentes forestales con el Ministerio fiscal en cuanto a la citada casuística, a pesar de que, una vez más, debe manifestar el firmante no ya su utilidad sino incluso su esencialidad.

Transcurrido apenas un mes de la desautorización del trabajo conjunto del Fiscal firmante encomendado a los agentes forestales y de la citada imposibilidad del acceso a fincas privadas – como son los grandes cotos - las consecuencias están bien a la vista: se están redoblando la utilización de cebos envenenados en todos los cotos o gestores sospechosos de la Comunidad de Madrid. : la Nota de Servicio 3096/07 – hallazgo por los agentes forestales e inicio de investigación consiguiente en días sucesivos de un cadáver de zorro con síntomas de envenenamiento, de un milano real agonizante, de diversos cebos envenenados en localizaciones diferentes en los cotos de caza M – 10479 y M 10363 de Chapinería; la Nota de Servicio 3097/07 – hallazgo por los agentes forestales e inicio de investigación consiguiente de un cadáver de milano real con síntomas de envenenamiento en el coto de caza M – 10136 de Navalagamella; la Nota de Servicio 3094/07 – hallazgo por los agentes forestales e inicio de investigación consiguiente de un cadáver de milano negro con síntomas de envenenamiento en Villalba; la Nota de Servicio 3095/07 – hallazgo por los agentes forestales e inicio de investigación consiguiente de un cadáver de águila imperial con síntomas de envenenamiento en Chapinería; la Nota de Servicio 3097/07 – hallazgo por los agentes forestales e inicio de investigación consiguiente de un cadáver de buitre negro con síntomas de envenenamiento en Rascafría.

Todas estas Notas de Servicio aluden a los exhaustivos trabajos de investigación y muestreos realizados por los agentes forestales , trabajos que no es posible ya continuar sobre los citados cotos toda vez que en el ámbito de la normativa que se menciona y de las diligencias de investigación del Ministerio Fiscal no es posible interesar ni conseguir gestión alguna de los agentes forestales en aquellas fincas privadas como son la mayoría por no decir todos los cotos de interés de la Comunidad de Madrid.

¿Cómo va a alcanzar resultados el Fiscal que suscribe en cuanto a la detección de cebos envenenados, cómo incluso en el supuesto de fundadas sospechas de su reiterada o renovada colocación, si los agentes forestales – organismo que ha efectuado en los últimos años el 98% de las detecciones de cebos y animales envenenados - no pueden acceder a las fincas?

Por supuesto que, en el ámbito de las diligencias de investigación sobre aquellos cotos el fiscal que suscribe propondrá a V. E. que las labores de muestreo, recorrido exhaustivo prácticamente diario de los cotos, etc sean realizados por el Seprona, pero resulta obvio que no es el trabajo del citado cuerpo y que tampoco cuenta con los aproximadamente cincuenta agentes suplementarios que se necesitan para realizar aquella actividad en los cotos señalados.

El Fiscal que suscribe, con el sentimiento que supone llevar mas de una decena de años vocacionalmente dedicado a los trabajos ambientales y urbanísticos debe señalar que esta campaña 2007 – de la que no tendrá más conocimiento puesto que ya desde finales de Junio ya no están los agentes forestales en los citados cotos, está siendo catastrófica, que muy probablemente los envenenamientos de especies sensibles ascenderán al 800% de anteriores campañas y que, de no restaurar la confianza en los trabajos conjuntos Fiscaliza de Madrid – Agentes forestales , de no implantar un despliegue semejante al desestimado por V. E. en el protocolo presentado, y finalmente de no conseguir una efectiva presencia del Cuerpo de Agentes Forestales a las ordenes del Fiscal o de sus mandos administrativos naturales en los cotos sospechosos en un período cortísimo de tiempo, en el plazo de dos – tres campañas la población de algunas especies emblemáticas esto es el águila imperial , los milanos negro y real, el águila culebrera e incluso algunos mamíferos más difíciles de detectar en los muestreos, como el gato montés y la nutria sufrirán un declive irreversible en el territorio de esta Comunidad. En el caso del águila imperial puede afectar al futuro genético de la especie la desaparición de la misma en esta Comunidad.

Debe finalmente destacarse la concordancia de las referencias y planteamientos técnicos del presente escrito con los que derivan, entre otros documentos de las conclusiones del proyecto contra el veneno de WWF y el M. de Medio Ambiente (Doc. 1) así como de las conclusiones en este tema en las estrategias nacionales para la preservación del águila imperial que por su extensión no se aportan.

La triple circunstancia de que estos hechos ya fueron mencionados a V. E. con ocasión de la presentación del proyecto de Protocolo – no asumiendo V. E. la postura del fiscal que suscribe - , de que los datos de Agosto, con envenenamientos de imperiales son ya catastróficos y de importancia para especies clave de nuestra estrategia estatal y, finalmente, las dudas jurídicas y técnicas que plantea hacer recaer sobre el Seprona – además del trabajo habitual en cuanto a los titulares de los cotos y otros indicios de delito – el muestreo exhaustivo de los mismos determinan la necesidad de que, mediante su conducto se remita el presente informe al Excmo. Sr. Fiscal General del Estado y Fiscal de Sala Coordinador de Medio Ambiente y Urbanismo.

Madrid, a 22 de Agosto del 2007

 

Fdo. Emilio Valerio Mz. de Muniain

DESTINO: Excmo Sr Fiscal Jefe del T S J de Madrid

AddThis Social Bookmark Button
Está aquí: Inicio Noticias Comunidad de Madrid El fiscal de medio ambiente de la Comunidad de Madrid informa sobre las grabes consecuencias de la Ley 3/2007