APAF-Madrid (Asociación Profesional de Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid)

Noticias sobre los Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid

Pena de prisión, multa y demolición por delito contra la ordenación del territorio en Loeches

Fuente: Mira Corredor TV

El juzgado de lo penal nº 1 de Alcalá de Henares ha condenado a uno de los propietarios del grupo Hermanos Barral, conocidos empresarios del Corredor del Henares, por un delito contra la ordenación del territorio

Pena de prisión, multa y demolición por delito contra la ordenación del territorio en LoechesÁngel Barral, conocido empresario de Coslada, administrador del conglomerado empresarial Hermanos Barral, ha sido condenado por el juzgado de lo penal nº1 de Alcalá de Henares a cinco meses y 29 días de prisión y a más de 7.000 euros de multa por un delito contra la ordenación del territorio (recogido en el artículo 319 del Código Penal), debido a las irregularidades urbanísticas detectadas en la construcción de un complejo deportivo y de ocio en Loeches sobre suelo no urbanizable protegido. La sentencia obliga además al empresario a demoler las construcciones.

La organización Ecologistas en Acción, personada como acusación particular, ha dado a conocer este martes la resolución que se ha producido 9 años después de que finalizaran las obras.

Los hechos se refieren a una serie de construcciones realizadas por la empresa Hermanos Barral S.L., en suelo No Urbanizable Especialmente Protegido por su carácter Forestal, en la finca La Fontaleda, en el término municipal de Loeches.

En el año 2007 finalizaron las obras y se llevaron a cabo sin autorización y causando un importante daño en la finca en la que existen especies protegidas catalogadas como en peligro de extinción, entre otros el Búho Real.

Las construcciones realizadas son una edificación para vivienda de dos alturas de aproximadamente 1.500 metros cuadrados; instalaciones de carácter deportivo (campo de fútbol, campo de minigolf, dos pistas de pádel y una pista de baloncesto); una instalación móvil fijada al suelo mediante solera de hormigón; y la apertura de un camino. Todas ellas formando un complejo deportivo y de ocio.

Fotografía del complejo construido en Loeches. Fuente: Asociación Profesional de Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid

En la vista oral Ángel Barral señaló que sólo pretendía rehabilitar y mejorar la llamada Casa del Guarda, debido al peligro de derrumbamiento, declarando que como la casa estaba deteriorada, tiraron la que había y la hicieron nueva. Pero la sentencia, a la que ha tenido acceso MiraCorredor.tv, señala que ¨lo realizado no fue una mera obra de rehabilitación de una vivienda previamente deteriorada pues ni siquiera se ha acreditado la preexistencia de esta, sino tan solo de unas instalaciones provisionales y movibles que se utilizaban como vivienda del guarda¨.

La magistrada señala además que ¨es evidente que la construcción realizada halla encaje en el tipo penal por cuanto supone una obra de nueva planta que no puede considerarse una mera mejora o ligera ampliación de lo edificado con anterioridad y además con un uso diferente al legalmente permitido pues las Normas Subsidiarias de Loeches no permiten en el suelo que goza de la protección del ocupado por las construcciones objeto de discusión el uso residencial, el cual ha quedado acreditado, en las declaraciones del Sr. Barral quien, en el ejercicio de su derecho a la última palabra, manifestó que sólo había tratado de mejorar las condiciones de la vivienda del guarda¨.

Los hechos fueron denunciados inicialmente por los Agentes Forestales de la comarca. Ecologistas en Acción se personó como acusación particular en el procedimiento y tanto la organización como el Ministerio Fiscal solicitaron dos años de prisión para el empresario.

Ahora, esa pena se ha visto rebajada, entre otras cosas, por la dilación del proceso en el tiempo. Ecologistas en Acción considera que la sentencia evidencia que el Ayuntamiento de Loeches intentó modificar las Normas Subsidiarias del municipio para intentar legalizar el complejo. La organización advierte además de que si se modifican dichas normas por el Ayuntamiento y con la aprobación de la Comunidad de Madrid, las construcciones serían legales y no se podrían demoler. Además el constructor podrá anteponer recurso ante la Audiencia Provincial de Madrid.

Hermanos Barral es una conocida empresa con presencia en el Corredor del Henares, sobre todo en Coslada. La sociedad ha desarrollado actividades de venta de vehículos de alta gama, medios de comunicación, inmobiliarias, construcción y promoción.

AddThis Social Bookmark Button
Está aquí: Inicio Noticias Comunidad de Madrid Pena de prisión, multa y demolición por delito contra la ordenación del territorio en Loeches